En efecto esta en alquiler, un corazón ya ocupado, pero no por ello exento de espacio, las grandes dimensiones de su cabidad, nunca llegarán a su aforo completo, nunca tendré que expulsar a nadie que no se lo merezca, y aún mereciéndolo, siempre tendrá cabida en él, en un rincón, un rescoldo de la voluntad del recuerdo.
Sabiendo lo mullido y moldeable de su estado, mi corazón tiene plazas libres para su alquiler, en busca de almas gemelas que quieran pertenecer a ese espacio apacible, neutro, incansable, donde los sueños como sueños se llegan a cumplir sin tener la menor de las dudas.
Esos ventrículos uniformes y acogedores que dan a secciones de mi misma, cuan fácil es olvidar el dolor de la soledad cuando un corazón fuerte se siente acompañado por multitud de sabores, por una inmensa calma, proporcionada por el calor de las gentes que en él habitan, frágil en apariencia, latente pero indestructible, porque aunque llegue a astillarse, nunca será lo suficiente para notar nadie dentro de él que lo está, eso es lo que en esencia puedo prometer. Si créeis que de verdad es un lugar tan apetecible como lo muestro, no dudéis nada, no lo penséis más, solo intentadlo, entrad dentro, comprobad su calidez, su forma y dejad que os de todo lo que en él guardo apasionadamente.

Amor sin razonamiento.

No pido nada a cambio por su ocupación, solo tratadlo bien.

Anuncios