Esclavo de mis sueños (Parte 2)

¡¡Despiadada!!, en eso te has convertido, ángel de claridad.

De eso se trata, por eso existes.

Para detener mi corazón un instante y darlo por muerto después.

Para subirme al nirvana y acto seguido dejarme caer.

¡¡Despiadada!!, cojeme fuerte, no dejes que despierte tan ligero, tan breve.
Sacándome de mi paraíso para abandonarme a mi suerte, en la consciencia del día.
Te di permiso para hacer de mí ser lo que quisieras y desaprovechas esa sentencia.

¡¡Malvada!!, como odiarte y recriminarte si en tu imaginado corazón, se encuentra mi descanso, mi felicidad.

Por ultimo, mis ojos se cierran con fuerza notando el fin de mis sueños, el fin de mis momentos a tu lado, el desorden de mi pensamiento.

Despierto, sin duda en el desierto, con la calma de tu ausencia, tu lejanía.

¿Por qué no apareces? Será cierto que no eres mi ángel de luz, si no mi demonio de sufrimiento, que primero me muestra el alimento y luego me lo saquea.

¿Disfrutas con mí sufrir? ¿Te ríes de mi angustia y tormento?

Se indulgente, dame un poco de clemencia, ofréceme bondad y vuelve a mi, como aire a los pulmones del ahogado, como alimento al cuerpo del hambriento, por lo que quieras te pido, vuelve a mi pronto.

¡¡¡¡Siiii…….!!!

Y te he encontrado, me has oído, ¿escuchaste mi reclamo?
Como visión de virgen te muestras a mis ojos, como el ente que me tortura y ahora puedo probar, ¡¡te veo!!

¿Eres ahora real?

Demuéstralo, o no lo creeré de tus labios mentirosos, de tus palabras ilusorias, de tus sonrisas calumniadas.
Demuéstralo, dame la señal, dame lo que quiero, tú sabes bien que es…

Mi carne interior llora, gime, tiene lo que tanto ansiaba, tiene lo que tanto espero, la tienes toda, la tiene a ella.

No pienses que después de conseguirte, te voy a dejar desaparecer, a no, eso no ocurrirá, diste el paso definitivo y de verdad te comunico que no te será fácil.

Ya veo….. me añoras tanto como yo a ti, la alegría envenena mi pulso, juntos.
Explorare tus rincones, investigare tus fantasías, registrare todos tus poros hasta provocar tu deseo con el fin del jadeo.
Mía siempre, mía toda.

******************************************************

Espero les haya gustado, disfrute mucho con esta pequeña historia, las pasiones que despiertan nuestros sueños, a veces hay que tomarlas con calma y darles algo mas de importancia que un simple delirio, jajajajaja
No se quiebren la cabecita, les saldran arrugas, jajajaja

Comenten, un sorbito de gasolina para mi mente.

Anuncios