Déjame verte

En la corriente de mi sangre,
se estremecían las burbujas del oxido,
corriendo por las venas de mi corazón,
solo pensar en tu ausencia,
mi mente era torturada con el mayor de los suplicios,
déjame verte,
solo verte, nada mas.

Deja que mis ojos descansen una vez,
puesto que la ausencia de tu cuerpo,
provoca en ellos un dolor inhumano.

Solo déjame verte,
una vez,
para que la tempestad de mi forma,
no me entierre mas,
no me deje caer.

Apiádate de mí, y déjame verte,
que con eso solo resurgiré de entre mis cenizas
y todo habrá pasado.

Gracias, oíste mis suplicas,
me concediste mi deseo.
Nunca te arrepentirás de la decisión tomada,
yo nunca te dejare,
por que solo déjame verte una vez más.

*************************************************

Este pequeño relato, se lo obsequie a unos amigos y creo que no les importe que lo publique aqui, para que lo puedan disfrutar todos, es muy cortito, pero esta lleno de sentimiento.

Un beso a todos mis lectores y gracias por seguir este blog,
voy a ponerme las pilas para publicar mas amenudo en el.

Os quiere siempre Irene

Anuncios