Indignación, esto no es un cuento

Paseaba por el mundo de las ondas
por esas calles de teclas y ventanas
con la urgencia de un saber escondido
cuando de repente allí lo vi
lo que durante dos horas había estado buscando
justo lo que necesito, me dije

Sin rodeos ni contemplaciones
iniciamos la descarga
de archivos justos e impacientes
para una recopilación de trabajo urgente

Ya esta listo, lo conseguí
me dispuse a verificar su contenido
alegre de que por fin lo hubiese conseguido

Mi cuerpo se helo
mis terminaciones nerviosas colapsaron
todo en mi se derritió como hielo al sol

Atroz, nauseabundo y sobre todo inhumano
eso era lo que mis ojos contemplaban
esa mezquindad del ser más detestable y monstruoso
que pudiese en la tierra habitar

No pude más de un segundo
contemplar dicha blasfemia
no pude seguir mirando
lo que mi mente quería borrar de inmediato

¿Acaso el mundo se había vuelto loco?
¿Acaso el ser humano no tenia una inteligencia superior?

Al parecer no
y con esas imágenes quemando mis retinas
lo pude comprobar cierto

¿Como volverlo a abrir?
¿Cómo volverlo a observar?
Mi estomago amenazaba con soltar su carga
mis piernas con temblar hasta el punto de caer
mi cabeza sumida en un dolor impactante
que no me dejaba discernir correctamente

Pero no podía dejarlo pasar
no podía ignorar dichos actos brutales
deleznables, bárbaros y bestiales

Oprimí el botón
me tenía que hacer la fuerte
para lo que mis ojos al fin verían

Y allí, postrada en una mugrienta cama
estaba ella
pequeña
indefensa
sutil
inerme y desamparada
agitada como cualquier flor seca
siendo destruida su infancia perdida
martillando mi visión obstinada en seguir contemplando

Removí cielo y tierra
rebusque en lugares, entidades y sociedad
defendiendo y abrigando
lo que a mis ojos era la más atroz de las injurias
el hecho más sanguinario e impío
brutal y salvaje

“Abusos sexuales a menores”Así lo describían
pero para mi era más que eso
era la degradación de la raza humana
era el término del ser superior
porque ni los mas insignificantes animales
podrían hacer algo si quiera parecido a sus semejantes

Lo conseguí
después de año y medio
de pleitos y viajes
de papeles y exposiciones
al fin lo conseguí

Aquel mal nacido, engendro trastornado
termino no solo bajo rejas
sino muerto en un rincón de ellas
por compañeros que a sus ojos
no merecía en absoluto continuar respirando

Y en ese momento
algo me convirtió a mí en inhumana
la alegría de saber
que este indeseable
ya no podría volver a causar tales perversiones

El mundo hoy
respiraba un poquito mas holgado

Anuncios