Encantada de como avanza el concurso y de la respuesta que estáis dando, sois geniales, aaaiissss….(suspiro) que feliz me hacéis

Hoy adelento la publicación de los relatos del día porque esta noche no estaré.

Ahora si…… continuamos con el siguiente concursante y recordar que las opiniones y comentarios a cerca de los relatos participantes sean constructivos, de buen gusto y con respeto.

En la cabecera del blog encontraréis el resto de relatos ya publicados, por si os habéis perdido alguno.

Ahora a leer y disfrutar

Muchos besos

LA ORGANIZACIÓN (Observatorio gay granadense)

Estaba apostado en la terraza del Hotel “DAVID CITADEL”, en pleno centro de Jerusalén, sosteniendo en su mano el mando a distancia de la bomba que había colocado, convenientemente disimulada, en los restos de un shawarma que había tirado en una papelera de la calle, junto a la vía principal de acceso al hotel…

Pensaba, mientras esperaba la aparición de su objetivo, que esta era su última oportunidad para que LA ORGANIZACIÓN confiase de nuevo en él, como agente autorizado para asesinar. Ciertamente, en su primera misión iniciática no había estado muy acertado con sus decisiones…

…se sonrió, casi avergonzado, recordando como en su primera misión de campo, consistente en asesinar a un importante político de la derecha neo-nazi holandesa, que iba a dar un discurso a sus correligionarios en una nave industrial abandonada en las afueras de Ámsterdam, se le ordenó, por parte de LA ORGANIZACIÓN, expresamente que fuera discreto y se centrara sólo en el objetivo… Recordaba como se había estado documentando en su objetivo: Sus idas y venidas, sus itinerarios, su sistema de seguridad, el número de sus guardaespaldas, y como había estudiado a fondo el lugar del evento: Los accesos y salidas, la distribución de las gradas y del orador, la colocación de los medios clandestinos de información neonazi, etc, etc… En suma, todo lo que debía ser estudiado meticulosamente antes de ejecutar una misión, por sencilla que pareciera… Recordaba la cara de pasmo de todos los asistentes cuando se presentó, el día del discurso –había decidido entrar en la nave comenzado el evento, para no llamar la atención- ¡Caracterizado como un negro jamaicano rapero! Evidentemente, nada de pasar desapercibido, y tuvo que pasar inmediatamente a la acción, ya que todos los presentes se le quedaron mirando boquiabiertos…. ¿Por qué no le explicaron –con los detalles de la misión- que los nazis son racistas? Pero ya no le dio tiempo a reaccionar, había que reconocerlo, un fallo en el plan es un fallo en el plan, ya sólo le quedaba actuar, porque aunque estuviera solo y hubiese sido descubierto, seguía siendo un agente de LA ORGANIZACIÓN… “La policía holandesa descubre, en una nave de las afueras, los cuerpos salvajemente mutilados de doscientas cincuenta personas, de ideología neonazi. Entre los salvajemente asesinados se encuentra el famoso dirigente político: Arnold Schöerder” fue el titular de la prensa internacional… Muy discreta no había sido la misión, eso era cierto, lo que justificaba el enfado de EL LÍDER de LA ORGANIZACIÓN cuando le llamó a su despacho y le echó, lo que él llamó: “La bronca del milenio”… Desde Entonces se había convertido en el hazmerreir de todos sus compañeros agentes de LA ORGANIZACIÓN

Se asomó un momento al alfeizar de la azotea del hotel comprobando que la bomba seguía en la papelera y que no había rastro del objetivo a la vista, se volvió a esconder, tumbado en el suelo de la azotea contemplando el azul del cielo… Esta vez, seguía pensando, nada podía fallar. La bomba estaba colocada en el único punto de acceso en vehículo al Hotel, donde se esperaba, a mediodía, la llegada de Al-Fatwamaní, un importante hombre de negocios árabe que, según LA ORGANIZACIÓN, debía ser eliminado. Además, la importancia de dicho personaje era tal que las autoridades habían cortado el tráfico a todos los coches particulares, o sea que sólo el coche blindado de Al-Fatwamaní rompería el silencio que imperaba en el lugar, con la sola excepción del personal del hotel, y otros turistas, que entraban y salían del mismo un poco incomodados por tener que buscar los taxis un par de calles más abajo…

No le incomodaba el hecho de que pudiera haber, de hecho las habría, víctimas colaterales, como tampoco le causaba reparo moral alguno asesinar a doscientas cincuenta personas para disimular una metedura de pata… ellos no lo entendían… las personas –razonaba él- tienen la maldita idea de creerse el centro del universo, como si sus miserables, y sobre todo efímeras vidas tuvieran algo de importancia en la eternidad de la lucha entre el bien y el mal que se llevaba a cabo desde el comienzo de la historia… LA ORGANIZACIÓN llevaba miles de años luchando contra el mal, con el bien, sin detenerse en estas pequeñas consideraciones morales del todo absurdas, en eso radicaba el éxito, hoy por hoy, del bien sobre el mal, y las personas, ignorantes, torpes y limitadas, seguían sin darse cuenta de que doscientas vidas no son nada si con ello se elimina a un politicucho neo-nazi que, según las previsiones de los analistas y estadistas de LA ORGANIZACIÓN, podía llegar a convertirse en un nuevo Hitler… ¡Claro, evitar un holocausto futuro, con sus miles de víctimas, es menos importante que aquellas doscientas cincuenta estúpidas vidas humanas! Decididamente el que inoculó en la humanidad ese pernicioso pensamiento de que “el fin no justifica los medios” debería ser ejecutado… se corrigió a sí mismo, seguramente –pensó- LA ORGANIZACIÓN ya se lo habría cargado…

Sintió que su ego se henchía por momentos, se sentía importante por pertenecer a LA ORGANIZACIÓN, al menos como miembro nato, ya que tenía que ganarse la titularidad oficial, que aún le quedaba esta misión por cumplir… una entidad milenaria que venía luchando contra el mal desde el comienzo de los tiempos, desde que la puta serpiente engañara a la gilipollas de Eva… pero él no era de los malos, de la estirpe de la serpiente… tampoco formaba parte de la morralla, de la estúpida y creída estirpe de Eva… él pertenecía a LA ORGANIZACIÓN, al bando de los buenos, los genuinos, los auténticos…

… el ruido del motor de un coche le arrancó bruscamente de sus pensamientos, en los que tan abstraído estaba, sin darse cuenta, de forma completamente inconsciente, pulsó el mando a distancia de la bomba…

… el ruido atronador de una deflagración terrible llenó todo el espacio, mientras una bocanada de calor, proveniente de la onda expansiva, invadió todo, incluida la terraza en la que se encontraba… empezaron a sonar las alarmas de algunos coches aparcados, que habían saltado por la onda expansiva y empezaron a caer cascotes en la terraza, sin duda restos del coche de Al-Fatwamaní… Estaba satisfecho, pronto recuperaría su licencia en LA ORGANIZACIÓN, allá tumbado en el suelo de la terraza del hotel, se recreaba en su triunfo, en el éxito de la misión, sin que aparentemente le molestara la lluvia de cristales y asfalto que caían sobre el… le daba igual, era inmune a esas menudencias….

…de repente un trozo de chapa enorme, retorcida e incandescente, le cayó encima, sobre la cara… estaba aún caliente… le molestó que aquello le distrajese de su propia autocomplacencia y lo retiró de su cara con la mano, al poner lo a contra luz, tapando el sol con él, se dio cuenta de que la chapa era amarilla y que tenía algo escrito en ella…

…SCHOOL BUS… ¡No podía ser verdad! ¿Es que el destino iba a ser siempre tan cabrón con él? ¿Cómo podía ser posible aquello?… Las interrogantes se sucedían en su cabeza casi a la misma velocidad que los latidos de su corazón mientras contemplaba petrificado aquella chapa reveladora de su nueva metedura de pata… Seguramente la calle estaría cortada al tráfico privado pero… ¡Claro, en esa misma calle había un colegio! ¡Sin duda alguna el autobús escolar estaría autorizado a pasar!….

…No tuvo valor ni para asomarse de nuevo por la azotea del hotel a ver el resultado de su obra… era evidente…

…Ya podía imaginarse a EL LIDER de LA ORGANIZACIÓN cabreado, ese día habría alguna tormenta tropical destructiva en algún lugar del planeta, echándole una regañina tremenda… por no se sabe qué extraña razón EL LIDER sentía cierto afecto por las personas, por lo que le jodía que fueran eliminadas sin motivo, o por error… en LA ORGANIZACIÓN se rumoreaba que esa extraña afición le venía desde el día en que envió a su hijo como embajador plenipotenciario de LA ORGANIZACIÓN y, siempre según los rumores, éste consiguió que las personas se tomaran LA ORGANIZACIÓN un poco más en serio y también ellas lucharan, pese a sus escasos medios, por el bien…

… fuera como fuere, le esperaba una buena bronca por aquella nueva metedura de pata, decididamente, no había nada más duro en LA ORGANIZACIÓN que ser un ángel novato, que aún no se había estrenado matando a un demonio como DIOS, perdón, EL LIDER, manda… y todo ello sin joder mucho a las personas… ¡Pobrecitas! -pensó con sorna…. y estirando las alas, que llevaba plegadas en la espalda, se marchó de allí, sin querer mirar atrás… ¡Dios mío, qué bronca le esperaba….!

Anuncios