23

23 veces me dijiste te quiero y 23 fueron mentiras de carbón y hielo; 23 días mantuviste mi encierro, dentro de tu caja de Pandora con candado de hiel y miedo. 23 fue el día que mi cordura se suicidó, creando enérgicos fantasmas de extrema fijación, cuando las 23 rosas encarnadas me miraron de soslayo, 23 maneras de ignorarlas mi mente estudió, dejando al azar que tu nombre rodara por los 23 años de la más oscura perdición. 23 mujeres hicieron de tu cuerpo un templo, 23 te dieron lo que aún yo por desgracia anhelo, y 23 fueron vulgar carne bajo tus desgraciados dedos. Tengo 23 razones para odiarte cada día, con 23 infames pensamientos que aún hoy te recuerdan, 23 veces maldigo al cielo que ya no quiero estar contigo, pero te obstinas en penetrar con tu maldad y cuchillo, incidiendo con puñalada trapera en mi maltrecho pecho, color ceniza y olvido. 23 vidas necesitaré para olvidarte porque has matado todo lo mío, porque te quiero quitar de mi camino y al parecer no puedo asesino.

Anuncios