Dormir

Dormir… dormiría todo el día, la noche también, quizás dormiría mientras río o mientras intento comer, dormiría siempre que me fuese posible porque es ahí donde te encuentro, donde habitas.
Cierro los ojos y tu imagen me da la bienvenida, concentro mi mente y nítidamente visualizo tus facciones, tus gestos y movimientos, eres real por un momento y eso me es suficiente, con solo eso me conformo.
Dormir… encontrar la inconsciencia en la que el tiempo, espacio o gravedad no son relevantes, puedo quererte sobre una plantación de amapolas o amarte dentro del más oscuro de los parajes recónditos de la selva amazónica. Da igual, es lo mismo, porque estás a solo un parpadeo de mi agarre, a un solo suspiro y ronquido de mis garras, a una cabezada de los barrotes de mis brazos.
Espera, que lo intento de nuevo, si, ya te veo, ahora, ahora, te sueño…

__________________________________

Pues con este relato de amor y anhelo, y sin nada de sueño (que ya sabéis que tengo insomnio ¬¬)  Me despido por esta semana, ya que pasaré el fin de semana fuera por motivos personales e intransferibles.
Os veo el lunes que a ver con que me aparezco, conociéndome puede ser cualquier cosa 😉
Besazos y feliz fin de semana para todos mis chic@s, que cada día estoy más contenta con teneros en mi vida.

Anuncios