Betty Boop

-Estoy harta- sorbía fuertemente Nuria por la nariz- ya no puedo más, Sergio Hernández me tiene harta mama, siempre me hace lo mismo, yo me escondo pero me termina encontrando, lo hace aposta-
La madre de Nuria le pasaba un pañuelo e intentaba no sonreír mientras su hija de siete años le contaba su día a día.
– De verdad que ya no se que hacer, es que lo de hoy ha sido demasiado_
– A ver, cuéntame que ha hecho hoy Sergio Hernández-
– ¿Qué que ha hecho? Pues sin ir más lejos me ha bajado los pantalones en medio del patio, así, sin más, delante de todos, y se ha reído de mis braguitas de Betty Boop. Que vergüenza mama, no he pasado más vergüenza en mi vida- Sorbía Nuria de nuevo y se enjugaba los ojos con el clínex- después de volvérmelos a colocar, he corrido detrás de él y aunque creía que no lo alcanzaría, es que corre mucho mas rápido que yo ¿sabes? lo alcancé y le di patadas y puñetazos, pero creo que no le hice daño, porque no paraba de reírse y decir “Betty Boop Betty Boop, a partir de ahora te llamaré Betty Boop” Será imbecil, como me saque ese mote y todos me lo llamen, juro que le saco yo otro peor-
– Bueno hija, tienes que hablar con él y decirle que se disculpe y que no te vuelva a llamar otra vez así, seguro que al final si te pones seria te hace caso-
– Que va, si es tonto, ese no hace caso de nada, no se cómo a Susana Villa le puede gustar. Bueno en realidad le gusta a muchas de mis compañeras, hasta a Silvia Dongal, si, esa que es “lonesixa”…-
– No se dice “lonesixa” se dice anoréxica y la chica no es así Nuria, eso es una afirmación muy fuerte cariño, es una enfermedad-
– Que si mama, que hasta vomita en el cuarto de baño después del recreo, yo y Patricia De Blas lo hemos visto. Pero bueno, que a mi me da igual, que te decía que hasta a ella le gusta Sergio Hernández, es que no lo entiendo, pero si es muy malo y hace daño a las niñas, bueno, me hace daño a mi, que antes se metía con casi todas y ahora parece que solo estoy yo. Pero lo de las bragas ya ha sido el colmo, te juro mama que me voy a vengar. Esta mañana no he podido porque las lagrimas me hacían de no poder hablar, pero mañana se va ha enterar, por listo. Se le van a quitar las ganas de volver a pegarme, todavía me duele detrás de la oreja del lunes que me tiró del pelo, es que ya estoy harta jopee-
-Tranquila y a ver ese lenguaje, que verás que se termina cansando cariño y le da por otra muchacha-
– Si fuese un chico normal pegaría a otros niños y no se metería con las niñas, que eso es de maricas-
– A ver, ¿tú sabes lo que es ser marica?-
– Si, que te metes con niños más pequeños o de menos fuerza que tú. O eso es lo que le he oído a Sergio Carbajal, que se lo decía a Fernando Tieso en la clase de gimnasia por pegarle a Picho-
– ¿Quién es Picho hija?-
– Jo mama, eso ya te lo he contado muchas veces, Picho es Pedro De Blas, el hermano pequeño de Patricia De Blas, es que no te enteras de nada mama, no se porque te cuento las cosas. Bueno es que como Picho es de otra clase, lo mismo por eso no te acuerdas. Pero eso, que Fernando Tieso pegó a Picho en la excursión de la granja y desde entonces le llaman marica por pegar a uno más pequeño que él. A mi me parece que si que es marica y Sergio Hernández igual, porque me pega a mi que soy una chica y tengo menos fuerza-
-Vale, eso no es ser marica, así que tú no lo digas ¿vale? Lo que tienes que hacer es no acercarte mucho a Sergio y verás como se olvida al final de ti-
– Pues también me he dado cuenta de una cosa mama, cuando voy con Fátima Reinosa, que le gusta Sergio Carbajal, Sergio Hernández me pega mucho más ese día, o se pone más pesado, no se si tendrá relación pero ya casi no me junto con Fátima Reinosa por si acaso, que terminaré llena de moratones para este verano en la piscina. ¿Mama? Por cierto ¿cuando nos vamos de vacaciones? Porque le he oído a Sergio Hernández decir que este año van al mismo sitio que nosotros y solo me faltaría verlo también en la playa, ya me imagino ahogada en la arena- resoplaba Nuria con resignación.

– ¿Qué te pasa hijo?-
– Que hoy hice llorar a una niña-
– ¿A qué niña, a Nuria Gerardo?-
– Si-
– Deberías dejarla respirar un poco Sergio, al final se cansará de ti-
– Pero si es que últimamente esta acercándose mucho a Sergio Carbajal, creo que le gusta, antes pensaba que era porque le gusta a Fátima Reinosa, su amiga, pero ya ni siquiera se acerca cuando esta ella, lo hace sola-
– A veces las chicas solo buscan en los chicos amigos hijo, no tienes que preocuparte-
– ¿No me dijiste que sus padres también van la misma semana de vacaciones que nosotros papa? Creo que a partir de mañana la empezaré a llamar Betty Boop. Quizás se lo siga llamando cuando la veamos en la playa-

Anuncios